lunes, 22 de febrero de 2016

Reseña #7: Sueños de Piedra


Título: Sueños de Piedra
Autor: Iria G. Parente y Selene M. Pacual
Páginas: 573
Año de publicación: 2015
Editorial: Nocturna

Érase una vez un reino muy, muy lejano donde un príncipe premió a un mago por ayudar a rescatar a una joven en apuros. Encantador. Lástima que nada de esto sea verdad. En realidad, el príncipe sueña con gloria y venganza; el mago, con que sus hechizos no sean siempre un desastre y la joven en apuros, con huir de un pasado que la atormenta... y del recuerdo del hombre al que ha matado. Érase una vez...


Opinión personal:

Sueños de Piedra es una vuelta de tuerca a los típicos cuentos de hadas; con unos personajes muy profundos y entrañables, y unos valores completamente necesarios en la sociedad, estoy segura de que dejará a cualquiera con la boca abierta.

Esta novela tan diferente nos cuenta cómo se entrecruzan los caminos de tres personajes totalmente diferentes en un largo viaje lleno de aventuras, aunque con objetivos muy diferentes.

El príncipe Arthmael se marcha de palacio en busca de fama y gloria, ya que su hermanastro reclama su posición en el trono y, a juicio de su padre, está mucho mejor preparado para reinar mientras que Arthmael se ha dedicado a divertirse. Por ello, tiene que demostrar que puede ser un héroe y es merecedor de la corona.

Por otro lado, Lynne es una joven que perdió a su familia siendo muy pequeña y quedó completamente sola. Después de varios años mendigando y robando en las calles, acaba trabajando como prostituta. Sin embargo, un día decide escapar y perseguir su sueño: convertirse en una gran mercader, pero le será muy difícil escapar de su pasado.

Finalmente, encontramos a Hazan, un pequeño hechicero que ha sido expulsado de la escuela de magia, cuyos hechizos nunca salen como él espera, y que necesita desesperadamente encontrar a un maestro mago para cumplir su misión.

Los personajes de esta historia son muy profundos y están perfectamente construidos y con una evolución brillante a lo largo de la novela. Me ha encantado cómo Arthmael va madurando y se da cuenta de lo que es realmente importante en la vida. Lynne, con un carácter arrollador y valiente, con tantas ganas de ser independiente después de pasar gran parte de su vida vendiendo su cuerpo, ha sido claramente mi personaje favorito; no solo por romper todos los tópicos de la típica "damisela en apuros", sino también por esos discursos que da a lo largo del libro sobre el feminismo y el papel de la mujer en la sociedad de Marabilia. Por otra parte, Hazan es un niño extremadamente inocente comparado con los demás personajes que te llega al corazón inevitablemente.

Al principio no me gustaba nada que fuera a surgir un romance entre Lynne y Arthmael (es algo que se ve venir desde el principio) porque me parecía una relación horrible y muy tóxica para las dos partes. Sin embargo, conforme los personajes evolucionan forman una de las parejas más bonitas y saludables que me he encontrado en la literatura juvenil. Se nota que se necesitan mutuamente y se quieren muchísimo, pero ambos tienen claro que no pueden renunciar a sus sueños por la otra persona. Las autoras dejan una frase en los agradecimientos que explica esto perfectamente:

"Amor no es renuncia, amor no es ni cosificación ni objeto, amor es respeto, igualdad y poder preservar la individualidad perteneciendo a una pareja. Amar no es regalarte a una persona, sino compartir tu vida (con tus sueños, tus malos momentos, tus alegrías y tu futuro) con otra persona, y ese es el verdadero regalo."

¡Bien dicho, Iria y Selene!

Hay solo un par de cosas que me han flaqueado un poco: la primera es que personalmente no me gusta demasiado el uso en exceso de la figura de la reiteración y me sacaba de la historia; pero como digo, es algo personal. También a veces he tenido la impresión de que las escenas eran repetitivas y que algunas de las aventuras por las que pasan los personajes eran siempre variantes de una misma historia, aunque cada vez salía herido un personaje diferente. Por otro lado, me hubiese encantado saber más de Marabilia, las criaturas que allí hay, la magia que tanto se menciona pero nunca se llegan a dar detalles claros... Sé que es una historia centrada en los personajes, pero he echado en falta un poco más de profundidad en el mundo que las autoras han creado.

Con respecto al final, hacía tiempo que no me encontraba con uno tan bien planteado y que consiguiese estrujarme el corazón como lo ha hecho Sueños de Piedra. Tiene mucho mérito la atmósfera que las autoras han conseguido crear en el epílogo.

Sueños de Piedra es una historia llena de humor, magia y fantasía en estado puro que recomendaría a todo el mundo.




4/5




2 comentarios: